junio 13, 2024

La llegada este jueves a La Haya del presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, aunque estuvo en una visita no anunciada, creó un contraste muy relevante con la situación del líder más ruso, Vladímir Putin. Mientras el ucraniano llegaba a la capital holandesa como hombre libre apoyado por los principales países del mundo, en Moscú Putin se enfrascaba en las teorías conspirativas basadas en la extraña explosión de al menos dos drones en el mismisimo Kremlin. Y por lo que respeta a sus posibles viajes al extranjero, el Gobierno de Sudáfrica ya le ha pedido que asista por videoconferencia en la reunión de los ‘BRICS’ (Brasil, Russia, India, China y la propia Sudáfrica) porque este país es signatario de la convención internacional que le obligaría a detenerle; Existe una orden internacional en su contra la emisión de la Corte Penal Internacional (CPI).

Y Zelenski vino a La Haya precisamente para pedir que Vladímir Putin se llevó ante la Justicia por la guerra en Ucrania. La orden de captura es por crímenes de guerra que incluyen el secuestro y la deportación forzosa de niños ucranianos, aunque Rusia sin reconocimiento de legitimidad porque no ha suscrito esta convención internacional. Además, Zelenski insistió en la creación de un tribunal de crímenes de guerra separado de la Corte Penal Internacional, como lo hizo con los responsables de las múltiples atrocidades ocurridas en las guerras de la antigua Yugoslavia.

“El agresor debe sentir todo el poder de la Justicia. Es nuestra responsabilidad histórica”, dijo Zelenski. Que el caso supuestamente está cerrado, sino un tribunal verdadero y completo”, sostuvo el presidente ucraniano.

Zelenski llegó a Finlandia, país fronterizo con Rusia que recientemente se incorporó a la OTAN como reacción a la invasión de Ucrania, y que fue uno de los más activos en la asistencia militar a los ucranianos, y fue recibido en los Países Bajos con todos los honores. Ningún solo se reunió con el primer ministro holandés Mark Rutte, sino que su homólogo belga, Alexander de Croo, se desplazó a La Haya para participar en el encuentro. Ambos aseguraron a Zelenski la máxima cooperación en términos militares y económicos. En los últimos meses, Zelenski ha viajado con cierta frecuencia al extranjero a pesar de los evidentes problemas de seguridad, incluyendo al Reino Unido, Francia o Polonia o a la capital europea para visitar las instituciones comunitarias. En diciembre llegó a Estados Unidos.

También casi todos los directos europeos han viajado aa kyiv en varias ocasiones desde que empezó la guerra para expresar su apoyo a la causa ucraniana.

Por otro lado, los países de la UE tendrán la oportunidad de practicar el manejo de combinaciones conjuntas de municiones de artillería con destino a Ucrania. El acuerdo se ha producido una vez que la Comisión Europea haya sido destinada 500 millones del presupuesto comunitario ayudar a que las empresas europeas de armamento puedan acelerar su producción. Es en primer lugar que la UE dedica una parte de su presupuesto expresamente a la compra de material militar, que es algo que se había descartado a lo largo de la historia de la UE.

fondo para la paz

Con la guerra de Ucrania, la UE ha ido abandonando muchos de sus tabúes tradicionales. Financiado como proyecto de paz cuando Europa se recuperó de la devastación de la Segunda Guerra Mundial, se había prohibido a sí mismo gastar fondos comunitarios en equipamiento militar para zonas de conflicto activo. Ahora, con la determinación de respaldar a Kiev frente a Moscú, se ha usado primero el Fondo para la Paz, que se pensó como financiación para restañar las consecuencias de los conflictos, y que ha agotado ya en los primeros pasos de la ayuda militar en Ucrania, con la transferencia de los arsenales disponibles en los países.

Los pays de la UE se han puesto de acuerdo para empezar a gestionar las compras conjuntas de munición de artillería destinada a Ucrania

“Creo que debemos reconocer que la Comisión está abriendo nuevos caminos”, declaró a medios alemanes Camille Grand, analista del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores. «La UE, por primera vez, gastará dinero comunitario en la industria de defensa, no solo en investigación y desarrollo, sino para apoyar a citada industria».

El proyecto incluidos 2.000 millones del presupuesto comunitario (de fondos no gastados) para probar en Ucrania un millón de proyectiles, tanto de los calibres utilizados para el material de origen soviético como los cañones de tecnología occidental que los países de la OTAN han enviado a Ucrania.

La Comisión ha decidido potenciar la industria militar europea como prioridad estratégica, sin embargo, según todos los análisis, la capacidad de producción europea no está a la altura de una guerra de alta intensidad como la de Ucrania.

Ver Más noticias…