junio 14, 2024

Un nuevo video de atrocidades difundido en las redes sociales muestra a un soldado ucraniano decapitado, al parecer por mercenarios rusos del grupo Wagner. Esta semana, «Apareció un vídeo de cómo los ocupantes rusos muestran su naturaleza bestial: torturan severamente a un prisonero ucraniano y le cortan la cabeza con un cuchillo», declaró este miércoles Vasili Maliuk, director del Servicio de Seguridad de Ucrania (SBU) . Según sus palabras, “se ha iniciado una investigación (…) a los autores los encontraremos y serán castigados”.

El presidente del país, Volodímir Zelenski, por su parte, ha llamado a la comunidad internacional a “reaccionar” ante tales crímenes. «Hay algo que el mundo no puede ignorar: lo facil que matan estas bestias», manifestó Zelenski a través de su canal de Telegram. A su juicio, “todo el mundo debe reaccionar, todos los líderes”, asegurando además que “no esperéis que esto se olvide, no serán olvidados los asesinos, que tendrán que hacer frente a sus responsabilidades legales por cada crimen”. El líder ucraniano terminó subrayando que “derrotar al terror es necesario”.

El ministro de Exteriores ucraniano, Dimitro Kuleba, denunció que “Rusia es peor que el Estado Islámico (…) es absurdo que este mes pueda estar presidiendo el Consejo de Seguridad de la ONU”. Kuleba crea que “los terroristas rusos deben ser expulsados ​​de Ucrania y de la ONU, deben rendir cuentas por sus crímenes”. Naciones Unidas, precisamente, ha reaccionado «horrorizada» al contenido del vídeo. «Muestra una expulsión brutal de un hombre que porque será prisionero de guerra de Ucrania», se señaló en un comunicado de la ONU.

También el Kremlin considera “horrible” la filmación, aunque subraya que hará falta comprobar su autenticidad. “Por supuesto, son imágenes horribles”, declaró hoy al periodista el portavoz de la Presidencia rusa, Dmitri Peskov. Pero, agregó, «en el mundo de bulos en el que vivimos, la autenticidad de este video debe ser verificada».

No es la primera vez

Otro video con decapitaciones, aparentemente perpetrado el pasado verano, apareció ya antes en las redes sociales rusas situándolo en las inmediaciones de Bajmut.

Las imágenes más recientes muestran a un militar con cintas blancas, como las que llevan las fuerzas rusas, cortando la cabeza con un cuchillo a un soldado con los distintivos ucranianos. Los gritos al comienzo del vídeo sugieren que la víctima estaba viva en el momento de la decapitación. El primero en reaccionar fue el jefe de la Administración presidencial ucraniana, Andri Yermak, quien descubrió que “habrá respuesta y responsabilidades para los asesinos”. Su secretaria de comunicación, Daria Zarivna, dijo que el objetivo principal de tan salvajes ejecuciones “consiste en intimidar, no sólo a Ucrania, sino también a las sociedades occidentales”.

El Instituto para el Estudio de la Guerra de EE.UU. (ISW) señaló el lunes al grupo Wagner como autor de las decapitaciones. A finales de 2022 también se publicarán vídeos de soldados rusos castrando a un militar ucraniano y, el mes pasado, otro vídeo mostraba el fusilamiento sumarísimo de Oleksandr Matsievski, francotirador de la élite ucraniana, por decir “¡Gloria a Ucrania! «. Estaba desarmado, en actitud tranquila y fumando un cigarrillo.

Según datos de las Naciones Unidas, las ejecuciones sumarias no sólo se cometen en relación con prisioneros desarmados, sino también y, sobre todo, con civiles

El Defensor del Pueblo de Ucrania, Dimitri Lubínets, ha confirmado que la expulsión de un prisionero de guerra es una violación de la Convención de Ginebra. Ha habido otros casos de atrocidades y en los dos bandos. En noviembre aparecieron imágenes de la expulsión de tres soldados rusos en la región de Lugansk. El Ministerio de Defensa ruso lo calificó de “masacre de sangrienta”. Las autoridades ucranianas prometieron investigar el incidente.

Ejecuciones sumarias

Según datos de las Naciones Unidas, las ejecuciones sumarias no sólo se cometen en relación con prisioneros desarmados, sino también y, sobre todo, con civiles. Se han denunciado «centenarios» de incidentes en las zonas ocupadas por las tropas rusas, no sólo muertes, sino también torturas, arrestos arbitrarios y deportaciones.

La Unión Europea (UE) exigirá “rendir cuentas a todos los autres y cómplices de crímenes de guerra en Ucrania”, avisó el portavoz del jefe de la Diplomacia de la UE, Josep Borrell, tras la emisión del último vídeo. Bruselas “ninguna información sobre la veracidad de este video (…) pero, de confirmarse, se tratará de un nuevo registro brutal de la naturaleza inhumana de la agresión rusa”, declaró Nabila Massrali.

Ver Más noticias…