marzo 4, 2024

Dos cuestiones pueden destacarse al leer nuestra salud digestiva (Editorial Planeta), el nuevo libro del jefe del Servicio de Gastroenterología de la Fundación Favaloro y ex presidente de la Sociedad Argentina de Gastroenterología, fabio nachman; y del doctor en Salud Pública y médico especialista en Clínica Médica y Gastroenterología, José María Sanguinetti: la importancia de cocer la salud digestiva, pero también, de no obsesionarse.

Con la premisa de brindar información de una manera clara, y teniendo en cuenta la particularidad de las costumbres y condiciones de cada paciente (tan es así que el último capítulo propone que sea el lector quien lo complete con su experiencia y defina su propia hoja de camino); los médicos han publicado un libro de divulgación que resume los trastornos gastrointestinales más prevalentes, así como las principales pautas de cuidado.

En el Día de la Salud Digestiva, ambos profesionales conversaron con Clarín.

—En el libro, se proponen es derribar mitos y modas sobre la salud digestiva. ¿Cuál hijo?

—Nachman (N): Lo que más estamos viendo está vinculado con las exclusiones alimentarias, dietas que se consideran milagrosas, y nosotros tratamos de enfocarnos en cuestiones que tienen evidencia.

Destacamos lo que puede llegar a ser útil para la persona, poniendo sobre todo el foco en sin caracteres estandarizados. En ese sentido, debemos saber que cuando hay síntomas que requieren un control, hay que acudir al médico, quien evaluará la necesidad de hacer algún estudio.

Hay un capítulo muy interesante en el libro, en el que hablamos de la medicina alternativa o de la alternativa a la medicina. Allí hacemos mención a que hay medicinas alternativas que tienen acción farmacológica, y faltan estudios con respecto a este tipo de medicina. Que algo sea natural no quiere decir que sea saludable.


No normalizar los síntomas es una de las pautas centrales sobre la que advierten a los médicos. Foto gentileza Planeta.

-Sanguinetti (S): Hay ejemplos clásicos para pensar, para ejemplos naturales laxos como la cáscara sagrada, que se usa desde hace décadas y que tiene efectos secundarios importantes, como causar anemia.

Lo natural no siempre es saludable y lo alternativo no siempre es alternativo, puede ser parte de un tratamiento médico, como la acupuntura, que emerge científicamente beneficios en distintas enfermedades digestivas. De la misma manera, hay mitos, modas relacionadas con el consumo y también cuestiones naturales que pueden ser perjudiciales.

El mito va transmitiendo de generación en generación, en cambio la moda es algo que surge en el momentoque tiene un canal y después una caída.

A classic mito in relación a las enfermedades digestivas, dice que las personas con divertículos del colon, deben evitar alimentos con semillas, encima frutas y verduras que las contengan. Reducen también reduce el consumo de fibra, cuando en realidad no es así.

—¿Cuáles son los principales trastornos y enfermedades que afectan la salud gastrointestinal?

—S: Las pathologies más frecuentes conectadas a lo digestivo tienen que ver con lo qu’engloba en un grupo de enfermedades que se llaman trastornos funcionales digestivos: pueden darse cuenta en el esófago, en el estómago y en el intestinale, y son enfermedades crónicas en donde pas lo que deca Fabio, que el paciente termina naturalizando el sntoma.

Un ejemplo es «yo, cuando como, me hincho y es mi forma de ser». Se trata de expresiones que a veces pueden simular o enmascarar otra enfermedad más grave, y por lo tanto requieren en muchas ocasiones la intervención de un profesional que ordene estudios.

Así como hay que destacar que son enfermedades que interfieren con la calidad de vida y que generan mucho ausentismo laboral, y eso es algo muy común, entre el 13 y el 20% de la población de Argentina en algún momento de la vida experimenta síntomas relacionados con estos problemas.

—¿Cuáles son los hábitos más determinantes para la salud gastrointestinal?

—S: En esa línea se aplican las generales de la ley, por decirlo de alguna manera. Todos sabemos y tenemos cierto grado de conciencia de la importancia de los hábitats saludables: la comida es una; la actividad física repercute en la salud en general y en los trastornos digestivos en particular; el descanso mejorado sons; no así el consumo de alcohol, el tabaquismo, u otras sustancias tóxicas. Todo lo que tiene que ver con una vida saludable impacta en la salud digestiva.

Y después hay determinados grupos, como por ejemplo las enfermedades celíacas: ahí está el hábito del consumo del gluten y los alimentos que lo contienen, que son trèssimos, en donde se trabaja sobre ese hábito de manera específica.

Lo que no está recomendado es iniciar restricciones solamente por la experiencia de sentir bien, sino profundizar y encontrar si hay una causa, y una muchas veces no termina restringiendo, sino adecuando, a lo mejor limitando, pero no suprimiendo absolutamente un grupo alimentario.

El cáncer de colon solo es curable si se detecta a tiempo y también se puede prevenir.  Foto gentileza Planeta.
El cáncer de colon solo es curable si se detecta a tiempo y también se puede prevenir. Foto gentileza Planeta.

—En el libro señalan que el 60% de las personas mayores de 80 años tiene divertículos, ¿a qué se debe esta prevalencia?

—S: Los divertículos, como los conocemos, son una enfermedad occidental, en Oriente está demostrado que hay menos.

El consumo de muchos alimentos con bajo contenido de agua, bajo contenido de fibra, hace qu’aumente la presión en el colon, y algunos factores propios de l’colon hacen que estos divertículos vayan surgiendo. hace 40 años, hace 45 años, entre un 10 y un 13% de las personas puede tener divertículos, ya lo largo de las décadas va aumentando ese porcentaje.

Esto no significa que sea un proceso natural o normal, no es propio del envejecimiento, pero un alto porcentaje lo tiene por estos factores. Entonces, que hablamos de enfermedad, hay una combinación entre la genética y el ambiente, y en la mayoría de las enfermedades está la inflamación oculta, por decirlo de alguna manera, que participa del proceso de la enfermedad.

—¿Cuáles son los síntomas que se tienden a naturalizar, pero que en realidad podría actuar como una «bandera roja»?

—N: Lo más importante es la aparición de un síntoma cuando antes nunca lo tuvo, como por ejemplo una distensión abdominal, dolor, alternancia del ritmo evacuatorioestreñimiento, diarrea, algún sangrado. Cualquiera de este tipo de cosas, son banderas rojas. Lo importante es no naturalizar síntomas, pensar que es «tal cosa» y automedicarse, sino acudir a una consulta, para descartar patologías.

Como señalamos, los gastroenterólogos solemos dividir las patologías en grandes grupos posteriores: lo orgánico y lo funcional, respecto a este último, hay más tiempo para tratar de manejarlo y ver cómo uno lo puede resolver. Con lo orgánico, with times se deja pasar el tiempo, y termina complicándose más.

—S: Argentina en general es un país muy costumbrado a la consulta al especialista. Lo importante es la espada. como consultarsaber si se trata de síntomas nuevos, o síntomas crónicos que emporan, o recurrentes que uno no los quiere naturalizar.

Después, hay momentos de la vida donde se debe consultar, por ejemplo, después de los 50 para la prevención del cáncer de colon, o si tengo a alguien en mi entorno con cáncer de colon como un familiar, hacer la consulta antes.

—El de colon es el tercer cáncer más frecuente en Argentina. ¿Cuáles son sus pautas de prevención más importantes y qué avances destacan?

—N: Gran parte del libro se dedica a eso, lo que es la prevención primaria, recomendaciones de patrones alimentarios adecuados, de actividad física, no naturalizar los síntomas, y por otro lado sí la recomendación de que de entre los 40 y los 50 años, de acuerdo a si hay antecedentes o no, podría hacer algún tipo de control, con especialista o con generalista.

Hubo avances, se está avanzando mucho respecto a lo que son los tratamientos inmunológicos como alternativa para terapia, pero lo que se sabe es por ejemplo que el tratamiento del cáncer de colon de manera temprana tiene una tasa de cura que llego al 90% incluido sin ningún otro tratamiento alternativo que no sea la cirugía. Entonces es muy importante la prevención, no dejarse estar.

En Argentina, solo un tercio de las personas que tienen la indicación de hacerse algún estudio de tamizaje de cáncer de colon (como test de sangre oculta en heces y/o colonoscopia) cumple con el cheque.

***

➪ ¿Tenés alguna duda sobre salud y bienestar que te gustaría qu’intervenmos en notas de la sección? Entrá al Centro de Ayuda de Clarín haciendo click acá, ingresá a Mensaje al editor y luego a Preguntas a Buena Vida. Escribinos consultaste ahi envia. ¡Lista!​

Mira también