noviembre 30, 2023

“No bailo ni hago deportes, soy un poco espástico”, es una frase que puede escucharse de boca de alguien que intenta dar cuenta de la falta de armonía y/o agilidad en sus movimientos.

Sin embargo, la espasticidad lejos está de ser solamente una carencia de destreza motriz. Es, de hecho, un trastorno del sistema nervioso que puede aparecer como secuela luego de un accidente cerebrovascular (ACV).




6 de cada 10 personas que tuvieron un ACV, tiene espasticidad a los seis meses del incidente. Foto Shutterstock.

Precisamente para dar cuenta de la importancia de identificar los síntomas de este trastorno y tratarlo a tiempo es que la Sociedad Argentina de Medicina Física y Rehabilitación (SAMFYR) y la asociación sin fines de lucro “Por una vida libre de ACV”, llevarán a cabo la primera campaña nacional de detección gratuita de espasticidad post ACV.

Hasta el viernes 11 de agosto se podrá solicitar un turno gratuito con especialistas de diversos puntos del país, para atenderse entre el 14 y el 23 de este mes.

Espasticidad: qué es

Mercedes Molinuevo, médica presidenta de SAMFYR, reconoce que la espasticidad es una condición que muchas personas desconocen, pero que es crónica y que de no ser tratada, puede generar grandes inconvenientes.

“Es muy frecuente en pacientes con una lesión neurológica, como es el caso de quienes han sufrido un ACV. Es un trastorno motor del sistema nervioso que genera un aumento del tono y rigidez muscular, afecta la movilidad y, si no es tratada a tiempo, puede impactar notablemente en la calidad de vida de quienes la padecen”, explica la profesional.

En este sentido, desde la SAMFYR informan que se estima que a los tres meses de haber sufrido un ACV, el 27% de los pacientes desarrolla espasticidad. A los 6 meses esa secuela ya afecta al 58%, y al 15% de ellos en forma grave.

Los riesgos de no tratar la espasticidad

Es importante resaltar que es una afección crónica que no se puede prevenir y que no tiene cura. Sin embargo, no detectarla a tiempo y por ende no tratarla, hace que empeore.

“Puede ocasionar dificultades para el desarrollo de las actividades de la vida diaria como caminar, vestirse, higienizarse, alimentarse. Puede afectar el movimiento, el habla, generar dolor crónico, trastornos para conciliar el sueño y, en algunos casos, llevar a un síndrome depresivo”, agrega María Martha Esnaola, neuróloga y miembro fundador de Por Una Vida Libre de ACV.

La espasticidad genera aumento de la masa muscular y rigidez en los movimientos. Foto Shutterstock.


La espasticidad genera aumento de la masa muscular y rigidez en los movimientos. Foto Shutterstock.

“La espasticidad en sí misma no puede prevenirse; siempre es consecuencia de una lesión en el sistema nervioso central. Sin embargo, haciendo una detección precoz de esta alteración podemos evitar que empeore, ocasionando dolor, deformidades, dificultad en movilidad y funciones básicas», puntualiza.

Y advierte: «Es fundamental la detección precoz por el médico fisiatra y equipo de rehabilitación, para indicar la terapéutica adecuada en cada caso”.

Espasticidad post ACV, una secuela frecuente

Se estima que, en Argentina, se produce un accidente cerebrovascular cada nueve minutos​, y es la primera causa de discapacidad permanente en las personas adultas.

Las secuelas son variadas, y cada una requerirá un tratamiento específico. Sin embargo, tratarlas de forma temprana permite evitar la discapacidad a largo plazo.

Ahora bien, ¿cómo se pasa de tener un ACV a experimentar este tipo de complicaciones?

La médica explica que en una primera etapa, el paciente es atendido en un centro de salud por médicos especializados en el manejo del ACV. Una vez estabilizado, requiere la atención de un equipo multidisciplinario​ compuesto por fisiatras, fonoaudiólogos, terapistas ocupacionales, kinesiólogos, que trabajan conjuntamente con el médico neurólogo.

Es importante consultar ante síntomas compatibles con este trastorno, que afecta al sistema nervioso central. Foto Shutterstock.


Es importante consultar ante síntomas compatibles con este trastorno, que afecta al sistema nervioso central. Foto Shutterstock.

Luego, entre los tres y 18 meses posteriores al ACV, las lesiones cerebrales pueden causar “un cambio en la remodelación muscular” que conduzca a desarrollar una forma grave de espasticidad, detalla.

A raíz de eso, destaca que, de no existir tratamiento, en general, a los tres meses casi 3 de cada 10 pacientes desarrolla espasticidad, cifra que se duplica a los 6 meses y alcanza a casi 6 de cada 10.

Cómo se trata la espasticidad

“El correcto abordaje de esta condición es clave para reducir su impacto y será indicado de acuerdo al grado y a las condiciones del paciente que estamos evaluando. Actualmente existen distintas opciones terapéuticas para tratarla y evitar o disminuir las complicaciones que conlleva», introduce Molinuevo.

Las opciones son:

  • Tratamiento farmacológico, con medicación miorrelajante o medicamentos específicos para bajar la espasticidad.
  • Terapias de rehabilitación como kinesiología, terapia ocupacional. Existen tratamientos con ortesis, con férulas que nos ayudan a colocar al miembro o la articulación comprometida en mejor posición. 
  • Tratamiento local con toxina botulínica. «Tiene mucha adherencia entre el equipo de salud porque es muy efectivo, para hacerlo se necesita un profesional experto en su colocación», explica.
  • En casos más severos existe la indicación quirúrgica.

¿Qué puede esperarse de uno de estos tratamientos? «Una mejora en la calidad de vida de las personas y su funcionalidad; su movilidad, el habla, la forma de caminar o la posibilidad de hacer cosas que le gustan», cierra Molinuevo.

La primera campaña nacional de detección gratuita de espasticidad post ACV se lleva a cabo hasta el 11 de agosto. Quienes identifiquen tener síntomas de esta condición, podrán solicitar un turno gratuito con especialistas de diversos puntos del país a través de la web www.pedirturno.com.ar o llamando al 0800 220 0082, de lunes a viernes, de 8 a 12. La atención efectiva será del 14 al 23 de agosto.

​***

➪ ¿Tenés alguna duda sobre salud y bienestar que te gustaría que abordemos en notas de la sección? Entrá al Centro de Ayuda de Clarín haciendo click acá, ingresá a Mensaje a la redacción y luego a Preguntas a Buena Vida. Escribinos tu consulta y enviá. ¡Listo!​

Mirá también