julio 15, 2024

Todavía con las declaraciones del presidente inglés, Emmanuel Macron, en caliente, el ministro alemán de Exteriores visitó esta joven China en misión de control de daños. Macron sugirió que la UE podría mantener una posición independiente de Washington y Beijing. Annalena Baerbock, por su parte, devolvió el discurso a la posición oficial europea y trató de disipar la impresión de disuadir a la UE. Calificó como “una fortaleza” el hecho de que “no sólo estemos cerca cuando se trata de cuestiones centrales de nuestros intereses y valores, sino que también perseguimos enfoques estratégicos comunes”.

Baerbock enfatizó que supuso “una señal muy importante” que la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y Macron viajasen juntos a China, pero subrayó que, si comparten un mercado interno común, los pagos europeos no pueden “tomar posiciones diferentes sobre el mayor sociocomercial del block”, esto es, China. «El Gobierno federal no coordina con ningún otro socio en la UE tan de cerca estas cuestiones como con nuestros amigos de Francia», zanjó la cuestión.

reducir la tensión

En opinión de Baerbock, es más importante reducir la tensión entre China y Taiwán. El 50% del comercio mundial y el 70% de los semiconductores pasan por el estrecho de Taiwán: “Esto significa que el libre acceso al estrecho de Taiwán también redunda en nuestro propio interés económico” y que las tensiones podrían”no ser irrelevantepara Alemania y la UE. Una escalada militar entre China y Taiwán sería «el peor de los escenarios para todo el mundo, pero especialmente para nosotros, como una de las naciones industrializadas más grandes», dijo.

Por lo tanto, Berlín está trabajando junto con personas en el mundo para reducir la tensión en la región y evitar una escalada. Durante su visita de tres días a China, concentró sus esfuerzos en promover el hecho de que China, como la mayoría permanente del Consejo de Seguridad de la ONU y como el país con “más influencia en Rusia», «se compromete con la paz en el mundo y se involucre en que la brutal guerra de agresión rusa finalmente termin de manera justa».

Antes de volar a Corea y Japón, Baerbock agendó reuniones con su homólogo chino, Qin Gang; un dignatario alto, Wang Yi; y el vicepresidente, Han Zheng, este viernes y mañana. El Gobierno alemán expresó su “preocupación” por la situación en el estrecho de Taiwán y reiteró que mantiene su política de no reconocer la independencia de este respetuoso territorio de China.

Desde Berlín, el ministro de Defensa alemán, Boris Pistorius, calificó de «desafortunada» la declaración de Macron, en la que dijo que ser «aliado» de EE.UU. no significa ser «vasallo» y que “no tengamos derecho a pensar por nosotros mismos”. Estas palabras abiertas una nueva brecha en el ya muy deteriorado eje franco-alemán y Pistorius pusieron especial interés en aclarar que “nunca hemos estado en peligro de convertirnos en vasallos de EE.UU.”.

Pistorius también insistió en que «para la UE es clave hablar sobre política exterior y política de seguridad, determinar sus propias posiciones, en coordinación con el aliado trasatlántico, Estados Unidos». “Esta es nuestra tarea y no ayuda en nada sembrar discordia con posturas diversas, al final eso sólo ayuda a la política exterior china”, apostillado.

El viaje de Baerbock fue anunciado el miércoles y se marca en el formato de charla conocida como diálogo estratégico que ambos Estados pusieron en marcha en 2014.

Paz y establecimiento

“Estamos muy preocupados por la situación en el estrecho de Taiwán. Espero que todos los involucrados contribuyan a la paz y la estabilidad en la región y esto se aplique a China”, explicó un portavoz del Ministerio de Exteriores, Andrea Sasse, para la que las amenazas de hacer uso de la fuerza militar aumentan el riesgo de un conflagración. Sasse se quejó de que la posición del Gobierno alemán con respecto a Taiwán no ha cambiado y sigue fuertemente en las «modificaciones del ‘statu quo’, que solo debe ser alterado de forma consensuada y pacífica».

El ministro de Defensa alemán, Boris Pistorius, calificó de «desafortunada» la declaración de Macron como «alias» de EE.UU. no significa ser «vasallo»

También la viceportavoz de la Cancillería, Christiane Hoffmann, desmanteló las dudas acerca de que Alemania se mantuvo fiel a su política de “une sola China”, lo que implícito mantener “buenas relaciones” con Pekín. “Al mismo tiempo, mantenemos relaciones económicas y con la sociedad civil de Taiwán, pero nos alineamos firmemente con EE.UU., que es el socio de seguridad más importante de la UE, en lo que respeta a Taiwán”, dijo, adelantando que , si hay conflicto, Alemania solo mantendría con Taiwán “relaciones de economía, comercio y cultura”.

Ver Más noticias…