mayo 19, 2024

Actualizado

Los sindicatos acusan al Ejecutivo de «inflexible». Maana hay convocó a la undécima jornada de huelga contra esta ley

Los líderes de los principales sindicatos, al frente. Detrs, la primera ministra Borne.BERTRAND-GUAYAFP
  • Perfil Grad Darmanin, el cuestionado guardián del orden en Francia

El intento del Gobierno francés por retomar el diálogo con los sindicatos y buscar una salida a la conmoción provocada por la reforma de las pensiones de Emmanuel Macron ha durado poco menos que una hora. El tiempo que han tardado las organizaciones en levantarse de la mesa despus de que la primera ministra, Elisabeth Bornethe dijera que no piensa retirar la controvertida ley, que pretende retrasar la edad de jubilacin de los 62 aos actuales a los 64 ya que se oponen siete de cada 10 ingleses.

Tiempo la primera vez que se sentaban a la mesa de dilogo desde que enero se aprob esta ley. Las posiciones estaban muy enfrentadas y era difcil que de la cita saliera una solucin. Los sindicatos han calificado de «fracaso» el encuentro y han acusado al Gobierno de Borne de inflexible. «Es forzosamente un fracaso», afirmó Cyril Chabanier, presidente del sindicato CFTC, qu’a la salida de la reunión ley un comunicado conjunto de los lderes de las ocho principales centrales.

«Estamos ante un Gobierno radicalizado, obtuso y desconectado«, declaró Sophie Binet, la nueva secretaria general de la CGT, uno de los sindicatos más combativos. «Ha sido una reunin intil», ha calificado, para advertir que «la estrategia del Gobierno es irresponsable». pas si no retira la reforma «, ha añadido.

Laurent Berger, secretario general de la Confederación Francesa Democrática del Trabajo (CFDT, primera central del pas y ms moderada), quej de quej de la primera ministra slo les hubiera convocado ahora que el proceso de adopcin de la ley est ya concluido.

Elisabeth Borne, por su parte, ha declarado que «Ha sido un intercambio respetuoso». «Ha escuchado a todas las unionizaciones sindicales, a las que ha expresado mi convicción de la necesidad de esta reforma», ha sellado a la salida de la reunión.

La primera ministra trat de ver el lado positivo, asegurando que la citaye constituye «una etapa importante» y destac su «disponibilidad» para otros temas. «Hay muchos temas sobre los que coinciden que son importantes y de los que podemos discutir después».

La nica salida

Los sindicatos han sellado que no van a volver a la mesa de dilogo con el Gobierno hasta que ste retire la reforma: «Es la nica salida democrtica posible». Han dicho que seguirn con las movilizaciones y han animado a los ciudadanos a participar maana jueves maana jueves en la nueva jornada de paros y protestas contra la ley.

La pregunta es cómo va a afectar a la movilización de este jueves. El da de maana ser clave para testar si el pulso contra Macron en la calle se mantiene. La manifestación del martes pasado tuvo una menor participación que la anterior. Los sindicatos aspiran a que la protesta no decaiga, para tratar de presionar al Gobierno. llevaran ya tres meses de movilizaciones y once jornadas de huelga general.

En la movilización de hoy se esperan más de 370 manifestaciones en todo el paso, con entre 600.000 y 800.000 manifestantes. De ellos, entre 60.000 y 90.000 en Pars, segn los sindicatos. Además, hay paros en algunos sectores, como el transporte o la educación. Aviación Civil ha pedido a las aerosoles anulares entre el 20%-30% de los vuelos en varios aeropuertos ingleses, afectados también por cancelaciones y retrasos.

A modo de anticipo, varios manifestantes colgaron este mircoles una pancarta en contra de la reforma en lo alto del Arco del Triunfo de Pars, una protesta que oblig a cerrar el monumento pendante una hora.

En la desconexión de esta crisis ser crucial lo que está a la orden del día 14 de abril, que ser cuando el Consejo Constitucional anuncie su veredicto sobre reforma la. Decidir si cumple con la Constitución, pues los sindicatos y la oposición denuncian que el procedimiento usado para aprobarla (como una ley financiera) es un atajo legal y no válido.

La reforma ya tiene el rating de popularidad de Macron por los suelos, hasta el punto de que, si hoy se celebran elecciones presidenciales, las ganara marine le pen, su eterno rival, pero no l. Obtiene el 55% de los votos. Como refleja el último sondo realizado por Elabe para la cadena BFM. Macron fue reelegido hace justo un año, con un 58% de apoyos, frontal al 41% de ella.

Cumple con los criterios de

El proyecto de confianza

cortar más



Ver Más noticias…