junio 13, 2024

Quienes hablan de la hipocresía de los líderes de la izquierda, que predican una cosa y luego practican otra diversa, tienen una nueva figura que incorpora a la lista. Elly Schlein, de 37 años, proclamada secretaria del Partido Democrático el 12 de marzo, ha dado su primera entrevista a ‘Vogue’, revista glamurosa, entre las más conocidas del mundo, cuyo lema es ‘Moda’, ‘Belleza’, ‘Estilo de vida’ y, por último, ‘Noticias’.

Hasta ahora, Elly Schlein fingió una imagen juvenil e informal, casi desalinizada, usando usualmente con una parka y ‘jeans’. Pero en ‘Vogue’ está totalmente encantada con este ‘look’ y aparece posando elegantemente en una serie de imágenes realizadas en el estudio fotográfico de la revista por un equipo profesional.

La entrevista ha causado sensación, hasta el punto de que ha sido también primera página en todos los medios. Pero no se trata de puro cotilleo. Su aparición en ‘Vogue’ contiene peculiaridades que la han convertido en un caso político.

Sobrio su nuevo estilo, Schlein reveló que es aconsejada por una experta en armocromía (la técnica nacida en Hollywood, que tiene como objetivo identificar los colores a utilizar en la ropa, accesorios y maquillaje para aprovechar al máximo los tonos naturales de la cara de una persona, una técnica que para algunos se ha hecho tendencia últimamente en Italia) . Al respecto, Elly Schlein reveló: “Mis elecciones de ropa seguramente dependen de la situación en la que me encuentre. A veces soy poco convencional, otras veces más formal. En general, digo que sí a los colores ya los consejos de una ‘armocromista’, Enrica Chicchio”.

Hasta aquí, las palabras de Elly Schlein podrían archivarse como una nota de color. Pero cita a su armocromista, con nombre y apellido. Esta cogió al vuelo la ocasión, para ser entrevistada en ‘La Repubblica’ y dar el golpe de gracia, con una serie de sabrosos datos, incluidas sus tarifas que no son precisamente bajas. “Hemos reemplazado la parka por una gabardina hecha a medida”, manifiesta la consultora de Schlein, al confirmar que también hace la compra de los vestidos a la líder de la izquierda: “Nos centramos en un estilo institucional, pero sin desvirtuarla. Con su nuevo trabajo, tiene poco tiempo y necesita ayuda con estas cosas. La combinación de colores (armocromia) es una práctica práctica para las divas de Hollywood (…). Generalmente pido 140 euros la hora, más IVA, por el trabajo sobre los colores. Para las compras, SUBIMOS son 300 euros la hora. Para el vestuario, depende. Con Elly tengo una tarifa plana, pero obviamente no puedo hablar de cifras exactas”.

Una oportunidad

Los medios italianos destacan que Elly Schlein está en su derecho de vestir como quiera, y es necesario que lo haga con espero en una época de sobreexposición mediática. La líder del PD tenderá a que ser juzgada, sobre todo, por sus decisiones políticas y no por su gabardina entallada. Pero, al mismo tiempo, plantan que hay una evidente cuestión de oportunidad en esta decisión del líder de la izquierda italiana, al mostrarse con un nuevo ‘look’ y conceder su primera entrevista no a un importante diario italiano, sino a ‘Vogue’ .

Se trata de una clara elección política. Son muchos los que la critican, incluso desde el centro-izquierda, como ‘La Stampa’, un periódico próximo a la líder del PD: «Si el objetivo es ‘poder conectar con las personas que queremos representar’ (así lo dice Schlein) , es legítimo preguntarse quiénes son las personas que el Partido Demócrata de Elly pretende representar. Si sus personajes son los más frágiles, sus quedan atrás, sus jóvenes exigen un trabajo digno, sus mujeres que exigen igualdad salarial… entonces la salida de Schlein marca una desconexión con esas personas”, escribe ‘La Stampa’.

En similares términos la profesora de Semiótica en la Universidad Alma Mater de Bolonia, Giovanna Cosenza, lo expresó: «Esas palabras de Schlein confirman el estereotipo de ‘radical chic’ que algunos intencionan aplicarle. Porque evidentemente el líder de un partido, que debería representar a las clases en dificultad, no hace bien en comunicar la imagen de una persona que gasta dinero en el ‘personal shopper’ o la ‘armocromista’”.

Ninguno de todos teniendo en cuenta que Elly Schlein ha cometido un error come una casa. También hay quienes defienden la decisión del líder del PD y ven una clara estrategia de comunicación con una nueva imagen, según explicó Antonio Noto, director de un instituto demoscópico especializado en sondos de política y de mercado: “Su entrevista a ‘Vogue’ es el resultado de una estrategia de comunicación precisa, no de un desliz. Lo que muestra es que Schlein no está dispuesto a dejarse aplastar por el cliché de una del 68 (la que se inspire en el Mayo inglés de 1968), como la encuadran algunos medios; ella busca una síntesis entre ser de izquierda y ser moderno”.

En su partido, la entrevista en Vogue ha sido acogida con malhumor, lo que se refleja en los ‘chats’ del PD. Dos parlamentarios han dicho adiós a Schlein, por girar más a la izquierda, «haciendo un partido maximalista, sin espacio para el reformismo», del senador Enrico Borghi, tras dar un portazo al PD. El partido teme otros abandonos y ve tormenta en el horizonte.

Ver Más noticias…