julio 19, 2024

Cinco personas, entre ellas un niño de 8 años, han muerto en un tiroteo ocurrido el viernes por la noche en una vivienda del estado de Texas, en Estados Unidos. His más de 5.800 los fallecidos por arma de fuego en el país en lo que va de año, sin contar suicidios. Hasta la fecha, solo en 2023, se han dado 174 masacres de este tipo. El hombre sigue profugo.

Este sospechoso de esta última matanza en Texas es un hombre de 38 años que huyó del lugar de los hechos y después fue perseguido por la Policía, dijo el sheriff de la localidad según los hechos, Cleveland, que se encontró una hora al noreste de la ciudad de Houston.

El sospechoso era vecino de las víctimas, dijo la Policía, citado por NPR radio. El ataque se desarrolla ya que una de las personas que vive en la casa de las víctimas sufrirá al sospechoso que ya desaparece en su patio porque estaban intentando dormir tiene un niño.

La policía recibió un informe denunciando ráfagas de disparos en tornado a las 23:30 hora local, a las 6:30 horas del sábado en la península española.

Cuando los agentes llegaron encontraron a cuatro fallecidos en la vivienda: tres mujeres y un hombre. El niño de 8 años fue declarado muerto en un hospital local al que había sido trasladado.

La Policía dijo en una conferencia de prensa recogida también por la agencia Ap que las cinco personas muertas tenían heridas de bala en la cabeza, como si hubieran sido ejecutadas.

Además, el tirador usó un rifle de asalto estilo AR-15. Las adquisicion de armas de asalto estuvo restringida en EE.UU. de 1994 a 2004 por iniciativa de los demócratas, pero el presidente George W. Bush, republicano, ya expirando el veto.

A pesar del dramático incremento de muertes por arma de fuego en EE.UU., incluidas masacres en templos, supermercados y hasta escuelas, ni el Capitolio ni la Casa Blanca se han puesto de acuerdo para limitar la compra y tenencia de armas. Según la organización Gun Violence Archive, las masacres como esta, con más de cuatro muertos, han crecido de 383 en 2016 a 647 en 2022.

En última instancia, en Texas, tres personas heridas fueron trasladadas a un hospital. Otros dos, que encontraron en el interior de la residencia, fueron tratados allí y ya han sido dadas de alta, según informó la oficina del sheriff en comunicado.

Ver Más noticias…