julio 19, 2024

El Tribunal Supremo de EE.UU. decidió mantenerse con vida por el momento y acceder por completo a la mifepristona, las pastillas abortivas más utilizadas en EE.UU. Estás aquí decisión judicial más significativa sobre el aborto -un asunto que ha dominado buena parte del debate social y político de la primera potencia mundial en el último año- desde que el pasado junio el mismo tribunal eliminó las protecciones constitucionales a la interrupción voluntaria del embarazo que regian desde la década de 1970.

Aquella sentencia dejo claro el curador de giro tomado por el Supremo tras la presidencia de Donald Trump, que tuvo la oportunidad de nominar a tres jueces Durante su, hasta ahora, único mandato en la Casa Blanca. La consecuencia inmediata de la sentencia fue la entrada en vigor de restricciones o prohibiciones completas al aborto en decenas de estados de corte conservador.

Esa decisiónjudiciar y las limitaciones al aborto provocaron que todas las miradas encontradas a las pastillas abortivas, el sistema más utilizado en EE.UU. para interrumpir el embarazo: los antiabortistas para impedir su acceso y los defensores del acceso al aborto para garantiezarlo. Muchos presumían que los jueces del Supremo, con una mayoría conservadora de 6-3, darían el paso de limitar el acceso a la mifepristona. Pero, en una decisión de urgencia, que no afecta al fondo de la cuestión y que solo mantuvo el acceso a las pastillas de manera temporal, solo dos de los magistrados conservadores -Samuel Alito y Clarence Thomas- discreparon.

A pesar de su importancia, la decisión del Supremo es solo un paso en una larga batalla legal sobre las pastillas abortivas. El alto tribunal tuvo que interviniente despues de que una instancia inferior, el tribunal de pelaciones del 5º Circuito, decidirá impugnar las decisiones tomadas por la Administración de Alimentos y Fármacos (FDA) desde 2016 para facilitar el acceso a la mifepristona: ampliación del uso de siete a diez semanas de embarazo, posibilidad de recibir las pastillas por correo y permitir su prescripción por médicos profesionales que no sean médicos. Esta decisión se produjo después de que se llamara la decisión de un conservador de Texas, que provocó la suspensión de la aprobación para el uso de la mifepristona otorda por parte de la FDA durante 23 años.

The Administración Biden y Danco Laboratories, las farmacéuticas que producen la mifepristona, pidieron al Supremo medidas cautelares para paralizar la decisión del tribunal de pelaciones mientras se trata el fondo de la cuestión.

El presidente de EE.UU., Joe Biden, tardó en celebrar la decisión del Supremo, que mantiene el acceso a las pastillas abortivas que utilizan millones de mujeres estadounidenses cada año. “No podría haber más en juego para las mujeres en todo EE.UU.”, dijo Biden en un mensaje político, después de que el aborto se convirtió el año pasado en uno de los asuntos centrales de las elecciones legislativas, y pocos días antes de que presente su candidatura para la reelección. “Seguiré luchando contra ataques con motivación política contra la salud de las mujeres. Pero seamos claros: el pueblo de EE.UU. debe seguir usando su voto como su voz y elegir un Congreso que apruebe una ley que devuelva las protecciones de ‘Roe v Wade’”, dijo sur la sentencia de 1973 que el Supremo desmanteló el año pasado.

Ver Más noticias…