mayo 19, 2024

La Asociación Alemana de Contribuyentes ha rastreado los presupuestos de los ministros federales formulados allí treinta propuestas concretas de recorte en su ‘Libro de ahorro para el presupuesto federal 2023’. Uno de los capítulos que más ha llamado la atención es el que hace notar que, en el primer año de gobierno de la ‘coalición semáforo’, en la que el socialdemocrata Olaf Scholz gobierna con verdes yliberes, los gastos gubernamentales en peluqueros, fotógrafos y los maquilladores desaparecen al 80%, hasta 1,5 millones de euros. Está claro que el excanciller Merkel era particularmente porque en estas partidas presupuestas, pero el aumento era de tal magnitud que la asociación decidió profundizar en el asunto y ha detectado un punto especialmente negro: los gastos de la maquilladora que trabaja exclusivamente par la ministra de Exteriores Annalena Baerbock suma 137.000 euros.

Hasta las elecciones del pasado septiembre, Baerbock, antigua líder de los Verdes, apareció a menudo en mítines políticos y entrevistas televisivas con vestidos de estampados florales combinados con cazadoras de cuero, lo que a juicio de la experta en moda de la revista ‘Bunte’ ‘No siempre estaba bien elegido, a veces incluso parecía inapropiado o, peor aún, desfavorecedor’. Sus nuevos estilistas a costa del presupuesto público, han logrado sin embargo “un aspecto mas maduro y mas serio“.

Baerbock se ha desmarcado de la mirada del viaje de cada uno y se ha inspirado en iconos como Christine Lagarde, al frente del BCE, o Jacinda Arden, la primera ministra de Nueva Zelanda, con apuestas mas femininas y un maquillaje muy natural, destinado a resaltar sus propios rasgos faciales, con el que obtiene la apariencia de mujer segura de sí misma. Nada de esto desagrada a los contribuyentes alemanes, que jan solamente de la partida presupuestada a tal efecto, después de tres años de crisis que han llevado la deuda pública alemana a niveles record y han exigido “fondos especiales” financiados a crédito.

Todos los detalles

El número de su preciadísima maquilladora es Claude Frommen, que cobra al Ministerio de Exteriores 7.500 euros mensuales más gastos de viaje y material. La compañía en todos sus viajes como parte de la delegación no oficial de Baerbock y sólo se la puede ver, si es que se la ve, en la última fila de la delegación. En su página web asegura que su objetivo profesional es «dejar brillar» a nuestros clientes. Además de la ministra de Exteriores, se encuentran entre ellos funcionarios de alto rango de la Cancillería regional de Renania Norte-Westfalia y del Ministerio de Educación.

El contrato con la CDU Lichtenberg en Berlín y los directivos de Porsche, Deutsche Telekom, Deutsche Bank y TUI Cruises GmbH. En televisión, trabaja como estilista para ZDF, Arte y Spiegel-TV, entre otros. “Como peluquera capacitada, estudió en EE. UU. con beca y aprobó los exámenes estatales de peluqueria y cosmetologia“explica su trayectoria, y confiesa que se sirve de “energicos masajes cranales con aceites esenciales” para el aspecto de sus asiduos.

Baerbock contó con sus servicios por primera vez en 2018, pero debía dosificarlos debido al precio. Desde que es ministra, sin embargo, no se separa de ella. La Asociación de Contribuyentes admite que el coste es pequeño en comparación con otras cantidades destinadas a las relaciones públicas, pero insiste en que, en tiempo de inflación y nueva deudasería una buena señal para reducir gastos de este tipo.

Ver Más noticias…