abril 21, 2024

El periódico Isabel Juan Carrol ha declarado este miércoles ante la Justicia estadounidense haber sido violada por el expresidente de Estados Unidos Donald Trump en los probadores de una tienda de lencería en la ciudad de Nueva York en la década de los años 90.

«Estoy aquí porque Donald Trump me violó, y cuando escribí sobre aquello, dijo que no sucedió (…) Mintió y destrozó mi reputación, y estoy aquí para tratar de recuperar mi vida», testificó Carroll ante un tribunal de distrito de Manhattan, luego recibe el canal de noticias CNN.

La periodista ha reconocido qu’aquel día de primavera de 1996 sentí “encantada” de poder ir de compras con Trump e incluso pensé que sería una gran historia que poder contar. “Fue una escena divertida de Nueva York”, manifestada ante la Justicia estadounidense.

“Me encanta dar consejos, y ahí estaba Donald Trump pidiéndome un consejo sobre cómo comprar un regalo”, ha comentado Carroll, quien ha reconocido que el exmandatario, quien en aquella época era conocido por ser uno de los grandes magnates del país, fue amable y entretenido.

Sin embargo, Trump comenzó a insistirle a Carroll con entrar a los probadores de la tienda para probares de lencería, a lo que la periodista finalmente accedió sin imaginar “nada de lo que estaba a punto de suceder”. “Esa puerta abierta me ha atormentado Durante años porque, simplemente, entrée”, ha reconocido.

A continuación, Carroll ha relatado como es el interior de los probadores Trump el acosó hasta el punto de llegar a la penetración sin consentimiento. “Pero me enorgullece decir que salí, levanté la rodilla y lo empujé hacia atrás”, ha detallado la redactora, quien ha admitido que aquel episodio la impidió “volver a tener una vida romántica”.

Este caso arrancó en 2019 como una denuncia por difamación después de que el ex-presidente de Estados Unidos desmintiese el relato de Carroll y la llamase «pirada», asegurando que la periodista «no era su tipo» et que las acusaciones eran tan solo un truco publicitario para vender más ejemplares del libro en el que narraba lo sucedido.

Sin embargo, en noviembre de 2022 entró en vigor una nueva ley en el estado de Nueva York que facultaba la posibilidad de que Carroll pudiera denunciar a Trump por agresión sexual al ser considerado superviviente de este tipo de litos, incluso si el caso había prescrito.

Trump rechazó en todo momento las alegaciones e incluso llegó a denunciar ser víctima de una “persecución política”. El caso de Carroll se reducía a la reciente imputación del exmandatario por encubrir una serie de sobornos pagados a Stephanie Clifford, actriz de cine para adultos, pero conocida como Stormy Daniels.

El expresidente se declaró a sí mismo como un pasado mes de marzo no culpable de una treintena de cargos presentados por la Justicia por haber pagado con dinero de su campaña a Clifford con el fin de evitar qu’hablara de una supuesta infidelidad días antes de las presidenciales que llevaron en 2016 a Casa Blanca.

Ver Más noticias…