junio 13, 2024

La apnea obstructiva del sueño (AOS) puede afectar a un una de cada cinco personas en todos, pero la mayoría de quienes la padecen no saben que tienen un problema. Así lo indica una nueva investigación dada a conocer por la Sociedad Respiratoria Europea (ERS, por sus siglas en inglés).

El estudio titulado Prevalencia, tratamiento y determinantes de la apnea obstructiva del sueño y sus síntomas en una cohorte inglesa y publicado en ERJ búsqueda abiertaindica que las personas con AOS un menudo roncán fuerte, su respiración comienza y se detiene colgante la noche y pueden despertarse varias veces.

«Esto no solo causa cansancio, sino que también puede aumentar el riesgo de presión arterial alta, derrame cerebral, enfermedades cardíacas y diabetes tipo 2″, advierten sus autores.

Por otro lado, aseguran que los tratamientos y los cambios en el estilo de vida pueden ayudar a las personas con AOS. Sin embargo, también sugiere que solo una pequeña proporción de personas con síntomas ha sido diagnosticada y está recibiendo ayuda para tratar esta afección.


Las personas que suelen advertir las respiratorias son las o los compañeros de cama. Foto Shutterstock.

Que es la apnea obstructiva del sueño

La apnea obstructiva del sueño se considera un trastorno potencialmente grave pero, como mencionan los autores del trabajo reciente, a menudo está subdiagnosticado y subtratado. Ocurre cuando la respiración se detiene mientras la persona duerme debido a que las vías respiratorias se estiran o bloquean parcialmente.

Stella Maris Valiensi, neuróloga especialista en medicina del Sueño del Hospital Italiano de Buenos Aires y presidenta de la Asociación Argentina de Medicina del Sueño (AAMS) explica en qué consiste pausas en la respiración son silentes, es decir, las personas las hacen sin notarlo.

«Si un paciente se eleva con el aire, de forma repentina, hay que buscar otras etiologías, otras causas, como por ejemplo reflujo gastroesofágico, pero en las apneas del sueño que se asocian a ronquidos el paciente no se da cuenta», señala.

El profesional explicó que tan bien hay manifestaciones diurnas y nocturnas, como estas pausas respiratorias, es muchas veces el compañero o la compañera de cama a quien se le ocurre la pregunta ya que escucha que la persona está roncando, de pronto hace un silencio, vuelve a roncar y así sucesivamente.

«Eso depende de la gravedad, de la cantidad de apneas que tenga: puede ser nivel5 horas por hora; moderado, 15 horas después; Vaya varios cuando tiene muchas más apneas por hora».

Si bien el paciente no se da cuenta, es común que al otro día -sobre todo cuando las manifestaciones son importantes- se levante cansado, con un sueño no reparador, pero los pacientes cuando vienen a la consulta no saben que tuvieron estos eventos Durante la noche porque no se escuchan.

Los ronquidos fuertes, respiración irregular y, en algunos casos, los despertares nocturnos con sensación de ahogo, pueden asociarse a cansancio extremo y dolor de cabeza por la mañana, somnolencia, dificultad de concentración y memoria, irritabilidad o mal humor. Los riesgos no terminan ahí, ya que ese cansancio, aumenta el riesgo de accidentes laborales y siniestros viales.

Sueño apnea: factores de fatiga

Entre los principales factores de riesgo asociados a la apnea se encuentra la obesidad, el consumo de alcohol y tabaco, la circunferencia del cuello, la estructura de las vias respiratorias y la edad. La apnea afectó principalmente a un hombre mayor de 50 años.

Cómo tratar la apnea del sueño

En general, la implementación de hábitos saludables o ambientes simples del estilo de vida como dormir de costado, puede aliviar los síntomas, informaba un artículo del Ministerio de Salud.

No obstante, destacaba que en todos los casos se requiere el uso de un dispositivo de presión positiva continuada en las rutas aéreas (CPAP, por sus siglas en inglés), que prueba que la zona tiene presión a través de una máscara que se coloca en la nariz; o de aparatos o prótesis bucales especialmente diseñadas para tratar este problema. También existe la opción de una cirugía correctiva simple (amígdalas, tabique y otras).

El estudio

El estudio incluye datos de 20.151 adultos ingleses. Los investigadores registraron cuántos participantes habían sido diagnosticados con este trastorno y también utilizaron un cuestionario que se centra en los ronquidos intensos y la somnolencia diurna excesiva (los dos síntomas más comunes de la AOS), la presión arterial alta y la obesidad para medir cuántos podrían tener la sin detectado.

Luego, utilizó estos datos para calcular la proporción de la población francesa que probablemente se verá afectada por el AOS. Descubrieron que alrededor de uno de cada cinco (20.2%) era muy probable que tuvieran AOS, mientras que solo 3.5% recibido tratamiento para la afección.

The AOS fue más común en hombres, en personas de mayor edad, con enfermedades cardiovasculares, de nivel socioeconómico más bajo o menos activas físicamente, en fumadores y en personas con síntomas de depresión. Las mujeres tienen un mayor riesgo de no ser diagnosticadas.

El principal sintoma diurno es levantarse sintiéndose cansado.  Foto Shutterstockk.
El principal sintoma diurno es levantarse sintiéndose cansado. Foto Shutterstockk.

«Sabemos que el AOS es un peligro importante para la salud, pero si a los pacientes se les diagnostica la afección, se les puede dar tratamientos y consejos para reducir los riesgos. Nuestro estudio sugiere que la AOS es común, pero la mayoría no sabe que la tiene”, afirmó Pauline Balagny de la Facultad de Medicina de la Universidad de Paris-Cité, Francia, directora del estudio.

«Nuestras determinaciones están en línea investigaciones en otros países que sugieren que la AOS está volviendo mas comun”, apunto.

En la misma dirección, Winfried Randerath, directora de la Asamblea de la Sociedad Respiratoria Europea sobre trastornos respiratorios del sueño, que nadie participó en la investigación, subrayó la importancia de dar a conocer los sintomas asociados a la AOS y que así más personas puedan advertir que la padecen.

«Esta investigación sugiere que muchas personas no son conscientes de que sus ronquidos y somnolencia son Señales de un problema. Necesitamos crear conciencia sobre esto, porque una vez que las personas son diagnosticadas, pueden recibir tratamiento y asesoramiento para ayudar a reducir el riesgo de otras afecciones graves, como derrames cerebrales, enfermedades cardíacas y diabetes”, subrayó.

Y resaltó que, si bien es más común en los hombres, “este estudio indica que también debemos mejorar la detección de la afección en las mujeres”.

***

➪ ¿Tenés alguna duda sobre salud y bienestar que te gustaría qu’intervenmos en notas de la sección? Entrá al Centro de Ayuda de Clarín haciendo click acá, ingresá a Mensaje al editor y luego a Preguntas a Buena Vida. Escribinos consultaste ahi envia. ¡Lista!​

Mira también